«Black swan» (2011) por Darren Aronofsky.

Película (VI)

Ficha de información:

Año: 2011
Director/es: Darren Aronofsky
Lugar (es) de producción: Estados Unidos
Productora/as: Protozoa pictures, Phoenix pictures
Duración: 1 hr. 43 min.
Calificación/es: 9 de 10

Reseña:

Creo que convendría llamarle mejor El cuervo negro pero, supongo que Darren Aronofsky por querer a dar a conocer la perspectiva integra decidió que El cisne negro es una forma más exacta. Aunque debo confesarlo, yo nada tengo que ver con el ballet ni mucho menos y, no porque no me guste, de hecho, el baile de Sergei Polunin «Take me to church» (2015) me encanta. Bailar, por decirlo así también es una forma de hablar, de hacer temblar al mundo. Nina Sayers «representada por Natalie Portman» representa a una joven con muchos sueños… Una niña que desde pequeña sufrió el fantasma de su madre Erica «representada por Barbara Hershey» por querer ser la estrella del cisne negro. Ella tuvo que vivir reprimida, bajo la ideología teleológica de su hija, bajo el apego a sólo tenerle a ella posiblemente de ello puedo deducir que le fue muy mal en el amor. Ahora bien, la pequeña Sayers luchó en silencio contra ello «como Carrie White con respecto a su madre Margaret White sólo que ésta última si estaba más desquiciada» le llegó a apasionar lo mismo que a su madre, el ballet, no sé, no sé. El ballet «a pesar de que cierta persona me estuvo enviando vídeos de bailarines» nunca ha llegado a parecerme algo en lo cual deba meterme. Éso sí, bailar es algo que disfruto mucho hacerlo, pero, no de forma disciplinada pues mis condiciones no lo han podido prestar a ello. Thomas Leroy es un prestigioso director de ballet y presentaciones exclusivas, Nina pudo desde niña disciplinarse «a supervisión de la madre», sin embargo cuando llegaba anualmente la presentación El cisne negro, nunca era elegida para ser la prota. Éso le hacia motivarse cada año a mejorar y mejorar, una persona que callaba muchísimas cosas y, nunca las decía. Como bien le dijo Leroy en cierto momento “El único obstaculo que tienes eres tú”, paralelo a tal historia de vida, el terror es parte de la cinta. Algo busca a Sayers, algo oscuro y tenebroso podría decir de cierta forma que soy yo ja, ja, ja. Sayers «al igual que Kafka en La metamorfosis (1915)» se comienza a convertir en alguien “que la noche anterior no era”. Ella cree que se trata de algo que está provocando Lily «representada por Mila Kunis» para que no tenga el protagonico. Empero —a mi parecer— Lily es sólo parte del desenlace de vida que está pasando Nina por ésos momentos «incluyendo por ejemplo lo de su bisexualidad». El final de la película es algo exquisito «¿quién podría salir de éste mundo en aplausos y reflectores?» a la vez parece demasiado drástico, pero finalmente los artistas nunca han sido comprendidos. Éste mundo no es para ellos.

Datos interesantes:

  • Natalie Portman – Fans confesó que para su personaje, tuvo que perder 9 kilos de peso y tener sesiones de entrenamiento enormes, por lo que en realidad —y con relación a Nina Sayers— realmente se sintió al borde de la muerte. 

Frases:

  • «—En cuatro años, cada vez que bailas, veo tú maldita obsesión por que cada movimiento sea perfecto, pero nunca he visto tu pasión./Jamás./¿Toda ésa disciplina para qué? —Sólo quiero ser perfecta»
  • «—Es brillante. —Claro, pero no es ni cariñoso ni gentil»
  • «Podrías ser brillante, pero eres una cobarde»

Otras carátulas:

Black swan (I) Black swan (II) Black swan (III)

Enlaces:

Imágenes en Facebook sobre película «Black swan» (2010) de Darren Aronofsky.

Screenshots:

Anuncios

Escrito por

Tengo 22 años, hago el esfuerzo por escribir bien. Soy estudiante de educación por la Universidad Autónoma del Estado de México. El cine, la música, comida... hartas cosas me apasionan.

2 comentarios sobre “«Black swan» (2011) por Darren Aronofsky.

  1. Con respecto a De Joan Sebastián Araujo Arenas: Creo que lo que Aronofsky quería mostrar no es lo que reseñas aunque ciertamente reside interés en ésa línea por mí parte (y bajo cierto sentido) tú mismo admites que Darren no olvida de forma implícita la participación del sujeto obsesivo (o sea Thomas ó en su momento la propia Nina). Creo que algo interesante es el dolor callado, el silencio incomodo, todo aquello que sufrió desde su niñez (y que a mí en lo particular me recordó a «Carrie» [1976] de Brian de Palma en lo que refiere a Margaret White para con Carrietta White) por ser el cisne negro, aquello que heredado, le satisface.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s