Reseña: Rebelde sin causa (1955) de Nicholas Ray

Yo te la recomiendo porque…

Primero que nada, trataré de contextualizar la personalidad «del personaje que a mí parecer es el más importante» John Crawford, un joven que, sí bien se le puede tachar de psicópata es alguien muy desconocido como estereotipo «o al menos como lo que trata de plantear el libro Rebel Without A Cause: The Hypnoanalysis of a Criminal Psychopath (1944) de Robert M. Lindner».

John Crawford (Platón) será sin duda, uno de los personajes con los que más me identificaré en la industria del cine. A pesar de que aquí aparece James Dean, mi atención se centró específicamente en Sal Mineo[1] y es que, es imposible no recordar aquellos comportamientos que dicen más que mil palabras. ¿Cómo no recordar éstas palabras  «¿Qué sabe él de la soledad del hombre?» siendo que las decía con la mayor sinceridad posible? ¿Cómo va a ser comprendido un joven que sólo vivió entre conflictos familiares? Es imposible creer que el psiquiatra «quien para él, significaba “el que arreglaba cabezas”» fuera quien determinará lo que le pasaba. Cuando termine de ver la película ya todo me quedo muy claro; hay dos figuras que se centran en Jim Stark por Platón. Una que tiene que ver con una figura paterna, de amor y de convivencia y otra que, tiene que ver con lo que él creía era haber encontrado al amor de su vida. Lamentablemente «otro que también estaba gravemente psicológicamente, pero, no tanto como Platón», Jim Stark no lo sabía y, se afirmó a él como heterosexual, siendo que también tenía muchas dudas consigo mismo, por eso en cierta escena le dice a su Padre[2] “¿Qué se necesita para afirmarse como hombre?” pues, veo en él la relación dicotómica entre  «el honor» y  «el deber ser como figura paterna y liberadora».

Una película que vale la pena ponerla en términos psicoanalíticos  «no verla con sentido común, pues» ya que terminaríamos pensando que la onda es la rebeldía de los amigos de Buzz Gunderson. Lamentable condición de la juventud. Lo que no me gusto al inicio de la película es aquella manía  «y que se refiere a lo ya dicho también» de pertenecer al grupito de los malosos. John Crawford por su parte; siguió a Jim a donde fuese nótese el amor tan fuerte, ahí, que le tenía. Realmente aterrador. Las identificaciones que finalmente hace Jim Stark  «ó que tal vez se podrían decir “Proyecciones”» corresponden a otro nivel psíquico de desorden que tenía Platón. Es éso lo que le dolió, no haber escatimado en el valor que significaba su presencia. El que lo hayan “abandonado en la mansión” realmente para él había sido el haber jugado con sus sentimientos —su rol— y, además «haberle traicionado con Judy» pues, hasta donde él sabía, sólo era su amiga pero; el habérsela llevado a un cuarto para él fue un shock.

Los intentos de suicidio, es más, el asesinato a los cachorros (por lo que es llevado a la comisaría) nos dan pauta a pensar ésto. El arma la guardaba debajo de su almohada. Prácticamente podría decirse que, ya no hallaba razones por las cuales vivir; el haber conocido a Jim Stark «quien para él, en un momento le fue indiferente» fue como un bálsamo a su soledad y condición.

Yo en lo particular, he tenido algunos pretendientes parecidos a James Dean y, no me he acercado a ellos por considerarme no atractivo a la vista de ellos «a pesar de que hayan dado cierta muestra de avance». No es fácil solucionar nuestros grandes problemas mentales cuando todos los demás reducen las prácticas (y roles) a una  «normalidad» asquerosa y, que como decía Natalie Wood en la película «Nadie actúa con sinceridad», pero bueno, el personaje de ella no me llama la atención.

Frases

Me odia. —¿Qué te hace pensar que te odia, Judy? —No lo pienso. Lo sé. Me mira como… si fuera lo más feo del mundo.

Nunca tendré mucho afecto con nadie.

¿Qué sabe él de la soledad del hombre?

Nadie actúa con sinceridad.

Calificación

3 de 5 peli


[1] Nombre en la vida real del protagonista John Crawford «Platón».
[2] Plantéese ésta relación problemática con el padre en términos de proyección. Odiaba la expresión «gallina» dado que en el fondo él siempre fue así. Muy débil pero a cierta edad, se decidió a vivir de forma frenética con tal de rebelarse a los cánones que establecía su madre de forma obsesiva neurótica. Jim Stark fue, lo que su padre nunca se atrevió a ser y, a la vez el objeto de odio ante su sensibilidad no mostrada por el medio a no afirmar («relacionadamente») como hombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s