Un monstruo viene a verme (2016). Dir. Juan Antonio Bayona.

un1

Ficha técnica

Duración 108 min.
Estrellas 5/5
Actores/Actrices Lewis MacDougall, Liam Neeson, Tom Holland, Felicity Jones, Sigourney Weaver, Toby Kebbell, Geraldine Chaplin, James Melville, Lily-Rose, Jennifer Lim y Frida Palsson.
Distribuidora(s) Focus Features
Productora(s) Apaches Entertainment, La Trini, Participant Media, River Road, Entertainment, Telecinco Cinema.
Género Drama, narrativa, melancolía
Premios Premios Goya, Premios Forqué, Premios Fotogramas de Plata, Premios Feroz, Critics Choice Awards 2016, Premios Gaudi, Medallas del Círculo de Escritores Cinematográficos.

Reseña

Esta ha sido una de las mejores películas que he llegado a ver, bajo este sentido me gustaría ver otras del director como El orfanato, Lo imposible… Con los sentimientos de Connor O’Malley (prota) me he sentido plenamente identificado; el significante de la pérdida (y que no necesariamente se refiere a la mamá) es algo sustancial, parte de cada uno de nosotros como humanos. Estamos en constante pérdida. Lo que me hace recordar algo que decía Gonzalo Vázquez Delgado (ex-profesor) en clase

Como seres humanos nos encontramos en constante pérdida (citando de Sladogna) y lo que hacemos es buscar un referente (Slavoj Zizek) como consuelo (recuperación) de lo perdido/finito. Lo perdido que no regresará, es parte del pasado ahora, jamás volverá a nuestras manos. Como al ser humano no le cabe en su estructura la idea de una serie de pérdidas (vulnerable) sin límite, compensa. Esto es, en realidad lo que nos da equilibrio.

Me parece que Juan Antonia Bayona se referiría a “pérdida” bajo el mismo sentido que yo, imparcialmente, así pues O’Malley sobrepasa la figura de protagonista, puede ser alguien que nos acompañe, permita recordar, llorar, etc.; para las personas que hemos sufrido de bullying nos ayudará también, O’Malley sufrió a lo grande y nunca le contó a nadie nada. Su madre se encontraba enferma (tal vez por este motivo nunca le dijo nada). Posiblemente de cáncer.

un2

Es una historia muy triste, muy, muy. Esta película hace lo que muchas (por no decir “la mayoría”) no, narrar una vida tal cual es sin, la mentira “todo mejorará, ya pasará, saldrá el sol, etc.”. Las cosas como son, muy triste, como es la vida, aunado a esto la sabiduría (que proviene del monstruo) intriga, cautiva y le hace aún más peculiar. El árbol es un monstruo transgeneracional. Se muestra en la película que pertenecía a la mamá y ahora a Connor, es una manera majestuosa en la que el árbol enseña al niño, comprenderse, defenderse, amarse, soltar. Algo que, como seres humanos necesitamos. No alguien que nos repita el cliché de mejora sino que nos haga ver la realidad, esté dispuesto también a una pérdida relacional con el fin de que enfrentemos la verdad que, es la única que nos ayuda. Ejemplo de lo que no se debe hacer es el tipo de ayuda de la abuela o el padre, basándose en apariencias, creen que se debería hacer que, lo que se debe hacer/aprender en la vida, soltar, aunque duela, sientes que te mueres, te aferres, decir la verdad.

un3

El árbol cuenta tres historias. La primera es de un príncipe, la segunda de un boticario y la tercera de un párroco, múltiples reflexiones se obtienen sobre ellas y, curiosamente todas se pueden aplicar a los personajes/historias. Me gustaría saber qué opinan/aportan sobre ello. Hasta la próxima. 

Anuncios

Escrito por

Tengo 22 años, hago el esfuerzo por escribir bien. Soy estudiante de educación por la Universidad Autónoma del Estado de México. El cine, la música, comida... hartas cosas me apasionan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s